11 octubre 2016

CESES Y LIBRES DESIGNACIONES



         Hace unos días nos llegó el rumor de que la Dirección de la Agencia Tributaria ha ejecutado una nueva reestructuración en la Subdirección de Inspección.

         Este rumor parece que ya se ha confirmado. Pasamos a relataros los cambios de los que hemos tenido conocimiento no oficial puesto que nadie nos ha comunicado nada formalmente.

         Han cesado tras poco tiempo en el cargo al Subdirector José Manuel Pérez Fraile nivel 30 LD,   También han cesado a Enrique Simon -Talero Muñoz Nivel 29 LD.  Y han nombrado por el mismo procedimiento del dedo LD a Rocío Catalina Fernández pasando de nivel 29 a Subdirectora Nivel 30, a Almudena Cava Valenciano y a José María García Callejo de nivel 28 a nivel 29.  Eso si, los cesados se quedan todos en la Inspección a buen recaudo.   Suponemos que a la espera de mejores tiempos.

         La gran mayoría de estos trabajadores habían obtenido sus anteriores puestos por el mismo procedimiento recientemente.   

         Ahora llegan las especulaciones, ¿qué ha sucedido para que se hagan de nuevo tantos cambios en una subdirección?.  Falta de confianza, mala gestión, enfrentamientos, diferencias irreconciliables, zancadillas, etc.  Todo menos razones objetivas que demuestren la necesidad de cambio.

         En Somos Sindicalistas venimos denunciando desde el principio de nuestra existencia como Sindicato la perversión y degeneración de la Función Pública en sus distintas funciones y administraciones.  La historia y los hechos nos están demostrando que la corrupción se ha instalado en muchas instituciones Españolas, en gran parte gracias al poder ganado por los políticos y empresarios frente a los funcionarios públicos.  Claro ejemplo de ello ha sido la corrupción urbanística y la obra pública.   Una de las herramientas utilizadas para tales fines sin duda ha sido poner a personas afines a los poderes políticos en puestos estratégicos para conseguir sus objetivos.  

         Como ya hemos denunciado, existen muchas sentencias que han echado abajo las libres designaciones tal y como se han realizado y realizan en nuestro Ayuntamiento. Desgraciadamente el nuevo Gobierno Municipal sigue actuando en este sentido de la misma forma que lo hacían los gobiernos del PP, un claro ejemplo de ello es la Agencia Tributaria.  Pero no solo aquí, Constantemente estamos viendo en AYRE anunciadas libres designaciones en todo el Ayuntamiento.

         Otro aspecto no menos importante es el que afecta a la carrera profesional de los empleados públicos.  En nuestro Ayuntamiento todos los puestos de 26 a 30 y las secretarías son de libre designación, esto es una total irregularidad e injusticia.  Es decir ascienden sólo aquellos que caen en gracia.  Esto, sumado a los puestos en adscripción provisional de todas las categorías que luego se transforman en ocupación definitiva por concursos de dudosa legalidad, nos lleva a una administración sin carrera profesional justa.  Los Posi y Auxiliares Administrativos a pesar de hacer las funciones de categoría superior tienen que opositar para promocionar mientras que otros pasan a dedo puestos de dos en dos vulnerando los principios Constitucionales de Igualdad Mérito, capacidad y publicidad.

         Finalmente queremos denunciar que este abuso y perversión de Libres designaciones nos puede llevar a situaciones surrealistas y peligrosas,  en el mejor de los casos puede existir un cambio en la Dirección y que cambien a todos los directivos de nivel 26 a 30.  O que llegue un nuevo Gobierno Municipal en cuyo caso no queremos ni imaginar la escabechina.  En casos graves, los funcionarios pueden ser mal dirigidos y no poder ejercer la imparcialidad y objetividad necesarias en la Función Pública.  Art 103 de la Constitución Española.

         Os anunciamos que Somos Sindicalistas es un sindicato aun pequeño  con escasos recursos pero ya estamos estudiando las posibilidades de denunciar ante los tribunales de justicia las LD de nuestro Ayuntamiento. 

SOMOS SINDICALISTAS LUCHA POR LA NECESARIA REGENERACIÓN DE LA FUNCIÓN PUBLICA.

        

                                      Madrid a 11 de octubre de 2016